Con motivo de la celebración de nuestros 30 años representando a la industria de la protección de los cultivos, queremos reconocer la valiosa contribución de mujeres que, desde el ámbito profesional o rural sean un aporte para la agricultura chilena, a través de acciones o iniciativas en pro de la sustentabilidad y el fomento de las Buenas Prácticas Agrícolas.

Un selecto jurado del mundo agrícola evaluará las numerosas postulaciones que recibimos para reconocer a dos destacadas mujeres del mundo rural y profesional agrícola en una ceremonia a realizarse el próximo jueves 2 de diciembre, en el marco del seminario internacional de AFIPA 30 años: «En un escenario de cambio climático: ¿Cómo promover una agricultura sustentable?

 Hemos llamado el premio a la Mujer del Agro con el nombre de una destacada docente, investigadora y empresaria agrícola chilena fallecida el año 2015, Mónica Gebert, quien contribuyó al fomento de las Buenas Prácticas Agrícolas en la comuna de Victoria, Región de la Araucanía.

Mónica Gebert Meir fue una destacada representante de la actividad agrícola del sur de Chile, donde su capacidad para innovar y su aporte primordial en la realización de procesos de investigación en diversos granos importantes, la posicionaron como un referente del agro. Mujer de vanguardia que ejerció las buenas prácticas dejando así, un gran legado para la agricultura chilena.

Mónica Ema Gebert Meier, Químico Analista de la Universidad de Concepción, se desempeñó como docente e investigadora en el departamento de Bromatología de la Universidad de Concepción y en la escuela de Agronomía en la sede de Chillán. Desde 1984 comenzó su tránsito como empresaria agrícola, partiendo con mucho esfuerzo el trabajo de 300 hectáreas heredadas hasta llegar a 1300 hectáreas en la empresa familiar Agrícola Santa Carolina, donde trabajó las tierras en base a una rica variedad de cultivos como trigo, avena, raps, canola, arvejas, papas, cebada, menta, lupino, achicoria y lino.

Siempre estuvo vinculada a los institutos de investigación y desarrollo como INIA, ODEPA y varios centros educativos. Participó, asimismo, en una serie de iniciativas relacionadas con el desarrollo de tecnología, diversidad, productividad y rentabilidad en la producción de granos. Lideró la Asociación Gremial de Productores Agrícolas de Victoria y también participó en SOFO, GTT de Victoria y PMC Nutrigranos.

Hizo parte en varios seminarios y actividades alrededor del agro, como el Seminario “Primera Jornada Empresarial de Granos de la Araucanía” en 2009, “Cereales Transgénicos” en 2010 “Granos e Innovación” del Centro Genómica Nutricional Agro-acuícola, CGNA, donde firmó un convenio de investigación, y en el seminario internacional sobre “TICS” (comunicación satelital) organizado por FIA, además de hacer presencia en giras agrícolas en Australia, Alemania y Canadá.

Recibió una distinción por parte de la Sociedad Nacional de Agricultura por su comprometida colaboración para lograr una educación de calidad y digna para los niños del sector de Quino y Pua. 

La Escuela Municipal Mónica Gebert Meier, ex Escuela Quino F-226, cambia su nombre por Decreto Municipal, para honrar la memoria de la colaboradora y vecina Sra. Mónica Gebert Meier. El Edificio de la Escuela tiene su origen en un plan de apoyo latinoamericano a la educación denominado Alianza para el Progreso. Forma parte de la red de Escuela públicas de Victoria. Es importante mencionar que cuenta con un permanente apoyo externo de Syngenta y el soporte de algunos vecinos empresarios agrícolas que han permitido a la escuela mejorar su infraestructura y su equipamiento. 

Mónica Gebert y su familia

Ganadoras del Premio Mujer del Agro Mónica Gebert

Tatiana González, ganadora del premio Mujer del Agro Mónica Gebert categoría emprendedora rural
Patricia Roca, ganadora del premio Mujer del Agro Mónica Gebert categoría profesional del agro.