NOTICIAS DE LA INDUSTRIA

Compartir esta Noticia
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Mosca de la fruta mantiene en alerta a pequeños productores

La presencia de la Drosophila Susukii ya es una realidad en la zona, por lo que cultivos como cerezos y berries en general, que no son manejados, se están viendo cada vez más afectados por este insecto. Por ello, la Seremi de Agricultura, a través del SAG, realiza las labores de prevención y control. Una de las opciones para enfrentar esta plaga está en los grupos asociados.

Al menos 20 denuncias por detección de la mosca de la fruta (Drosophila Suzukii) ha realizado el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) en lo que va la temporada en la provincia de Osorno, afectando a pequeños agricultores, quienes son más vulnerables a la aparición de este insecto que causa pérdidas en sus cultivos como cerezas o cualquier fruto de cáscara blanda.

Por ello, la Seremi de Agricultura, junto al SAG, se encuentran alertados, trabajando en la prevención del aumento de esta plaga mediante charlas en conjunto con el Instituto Nacional de Desarrollo Agropecuario (Indap) para proteger así los huertos de pequeños agricultores, que es donde precisamente hay mayor riesgo. Ello, debido a que no cuentan con el manejo que se realiza en las grandes plantaciones, ya que por ejemplo los cereceros, para protegerse de estas amenazas, se agrupan para trabajar integrados.

PLAGAS

Patricio Maquehue ha vivido toda su vida en el sector de Paillaimo, en la comuna de San Pablo, donde tiene un predio por el cual además es usuario de Indap. Entre sus cultivos tiene cerezas y ha notado en los últimos años que esta mosca llega cada temporada en mayor cantidad.

«El año pasado perdimos toda la fruta, las conserveras y las primerizas. Perdimos todo y esa es una entrada de plata que tenemos, pero lamentablemente así fue. Dejamos unas cerezas en un plato y encontramos que empezaron a salir gusanillos, por lo que revisamos y nos dimos cuenta que las cerezas estaban infectadas», expresó.

Relató que desde hace dos años que han notado la presencia de este insecto invasor en el sector. Los organismos técnicos instalaron trampas para la mosca y en dos días han atrapado entre 50 a 60 insectos por trampa.

CONTROL

Frente a este nuevo escenario, el seremi de Agricultura, Eduardo Winkler, explicó que se trata de una plaga presente desde el año 2017, pero controlable con acciones de manejo integrado en los huertos.

Desde el SAG se informó que actualmente existen alrededor de 20 denuncias de presencia de este insecto en frutales, mientras que en años anteriores este tipo de acciones prácticamente no existían.

«Como Seremi coordinamos un trabajo en conjunto con el SAG e Indap para capacitar a los pequeños productores en las diversas prácticas de control de esta plaga, de manera que no se vea afectada su producción», sostuvo Winkler.

Este insecto es una amenaza para los frutales, ya que a diferencia de la mayoría de las especies de su género, las hembras hospedan sus huevos en frutas sanas que se encuentran en estado de maduración y que preferentemente poseen epidermis suave y delgada.

Es así como sus larvas se desarrollan y se alimentan de la pulpa de la fruta, generando que no pueda ser comercializada. Además, la plaga ha demostrado tener una rápida expansión, fecundidad alta y un ciclo vital de corto tiempo, lo cual sumado a la disponibilidad de hospederos y a las condiciones climáticas del país, se puede concluir que es posible encontrar zonas favorables para el establecimiento y dispersión de este insecto en Chile.

En relación a la salud humana, cabe señalar que sólo daña la fruta madura y no a las personas.

André Valdivia es productor cerecero y además director de la cooperativa Cerecoop, la cual agrupa a unos 30 productores, entre grandes y pequeños, por lo que la revisión de sus cultivos y la prevención de una plaga se realiza en forma permanente.

DESDE ARGENTINA

El agricultor, con basta experiencia en este tipo de frutales, explicó que este insecto ingresó a la zona desde Argentina, a través del paso Cardenal Samoré y desde aquí se comenzó a diseminar por todo el país, por lo que el SAG realizó los esfuerzos para controlarla.

«Es una plaga muy complicada de manejar, pero hoy día si uno hace los manejos requeridos y está prevenido de que está presente, se deben tomar las medidas para tratar de mantenerla a raya. Es una pelea que tenemos que dar», comentó Valdivia.

Añadió que este manejo implica ajustar los programas fitosanitarios para mantener bajo control esta plaga.

Sobre ello, señaló que la complicación está en los huertos pequeños, ya que en ellos no se realiza el mismo manejo que en las grandes plantaciones.

«Hay momentos donde uno puede atacar a la plaga y por programa se van haciendo las aplicaciones de acuerdo al estado serológico de la fruta. No obstante, en los huertos chicos, que tienen manejos más simples o normalmente no hacen mucho manejos específicos, o la gente no está enterada del tema de la plaga, es más fácil que entre», indicó.

Precisó que esta mosca es capaz de afectar a todos los frutales, ya que busca un lugar para poner sus huevos, siendo atraída principalmente por la fruta sobremadura o en descomposición. Durante el invierno no tiene muchas opciones, por lo que se va hospedando en los primeros frutos que van saliendo. Entre estos se cuentan las cerezas, frambuesas, maqui, mora, arándanos, entre otros.

COOPERACIÓN

Añadió que uno de los principales lugares donde se pueden generar plagas es en los árboles antiguos que hay en los patios de las casas, como un cerezo por ejemplo, ya que en ellos no existe manejo.

«El productor cerecero está muy pendiente de mirar sus alrededores para ver si es que puede hacer un tipo de control, con el vecino que tiene el cerezo de 50 años, por ejemplo, a quien se ofrece fumigarlo para que no sea un foco de contaminación», afirmó el productor frutícola.

Por ello, una de las soluciones actuales se está dando con la creación de la cooperativa de productores Cerecoop, que integra a grandes y pequeños agricultores, con el fin de que la información sobre los programas de manejo sea uniforme para todos y se opte a los mismos productos para la fumigación.

  • 2017 se detectó esta plaga en la zona, por lo que el Servicio Agrícola y Ganadero comenzó con un plan preventivo para evitar su propagación y con ello el desmedro económico de los productores.
  • 3 regiones fueron afectadas en un principio por este insecto, tratándose de La Araucanía, Los Ríos y Los Lagos, desde donde ya se dispersó hacia el resto del país.
  • 2019 el SAG debió emitir una resolución que establecía las medidas fitosanitarias de emergencia y declara a esta especie como plaga presente con distribución restringida.

Fuente:

El Austral El Diario de Osorno.

Paola Rojas Mendoza

Compartir esta Noticia
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

AFIPA en Acción

La Asociación de Productores e Importadores de Productos Fitosanitarios Agrícolas (AFIPA AG) comenzó la …

AFIPA entrega Agenda 2021 para registro de Buenas Prácticas Agrícolas

VER MÁS

Un grupo de 23 pequeños agricultores que forman parte del Programa de Desarrollo Local …

Pequeños agricultores recibieron Equipos de Protección Personal en taller para aprender a usarlos correctamente

VER MÁS

Noticias Campo Limpio

El Premio Cero Basura 2021 organizado por Eco-Lógica y patrocinado por la Agencia de …

Programa Campo Limpio recibe Premio Cero Basura 2021

VER MÁS

Mostazal tuvo un crecimiento de un 132% en comparación con lo recuperado el año …

Más de 11 mil seiscientos kilos de envases plásticos se recuperaron en puntos móviles en la VI Región

VER MÁS

Noticias de la Industria

La presencia de la Drosophila Susukii ya es una realidad en la zona, por …

Mosca de la fruta mantiene en alerta a pequeños productores

VER MÁS

Desde 2007 existe la idea de reformular la cartera para incluir a todos los …

Las idas y vueltas para un nuevo Ministerio de Agricultura y Alimentos

VER MÁS