El curso se enmarca en el Acuerdo de Producción Limpia, firmado por la asociación gremial de agricultores de este valle, cuyo objetivo es implementar prácticas de manejo sustentable en los productores hortícolas, de modo de aumentar la eficiencia productiva, junto con prevenir, mitigar y reducir la contaminación.

Diciembre de 2017. La Asociación Nacional de Fabricantes e Importadores de Productos Fitosanitarios Agrícolas (Afipa) impartió a 43 agricultores de hortalizas del Valle de Lluta la capacitación “Uso y manejo de plaguicidas para el reconocimiento de aplicadores SAG”, financiada a través de un Fondo Nacional de Desarrollo Regional de INDAP de la Región de Arica y Parinacota.

La capacitación, que se dividió en dos cursos, cada uno de 32 horas, se generó dentro del contexto del Acuerdo de Producción Limpia de la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático, firmado en forma voluntaria con la Asociación Gremial de Agricultores del Valle de Lluta. Jorge Vega, secretario del Comité Regional de Producción Limpia de Arica y Parinacota, explicó que el objetivo principal de este acuerdo es implementar prácticas de manejo sustentable en los productores hortícolas de este valle, de modo de aumentar la eficiencia productiva, junto con prevenir, mitigar y reducir la contaminación generada por la actividad “y, precisamente, una de las metas que nos propusimos fue establecer e implementar un sistema de manejo de productos fitosanitarios”.

La capacitación se dividió en cuatro temas: etiquetado, en que se explicó en detalle el contenido, la lectura e interpretación de las etiquetas; elementos de protección personal, en que se indicó cómo vestir estos elementos, además de explicar su uso y manejo durante y después de la aplicación; manejo de envases vacíos, en que se detalló en qué consiste el triple lavado, el almacenamiento, la entrega y destino final de los envases recepcionados por el Programa Campo Limpio; y fiscalización, en que se expusieron los criterios de fiscalización durante el manejo y aplicación de los productos fitosanitarios en terreno. Además, los participantes pudieron acceder a certificarse como aplicadores SAG.

“Lo recomendaría a otros agricultores”

Marcelo Lazo, ingeniero agrónomo de INDAP y encargado de los PMDT (Planes Marco de Desarrollo Territorial), detalló que en las zonas rurales de la Región de Arica y Parinacota, así como en las del resto del país, la mayoría de los agricultores necesitan de los conocimientos necesarios para poder desempeñarse en tareas tan importantes como es la aplicación de plaguicidas. “Aquí hay bastantes emigrantes, bolivianos, peruanos, también están llegando hartos colombianos, y en general no tienen el conocimiento necesario para manipular los plaguicidas. Por ello, Indap hizo el esfuerzo para capacitarlos en este tema”.

El profesional señaló que este curso fue bastante provechoso para las 43 personas que participaron, “porque no sabían a lo que estaban expuestos al manipular plaguicidas ni cómo les podían afectar, no tenían idea. Y fue un éxito por la disposición, el apoyo y el talento innato del relator de Afipa, quien explicó en forma técnica para los profesionales y de forma más didáctica para las personas que tenían menos educación, ya que algunos de ellos sólo habían cursado enseñanza básica”.

Al respecto, la agricultora Marcela Quispe, dijo que es primera vez que asiste a una capacitación de este tipo y que no sabía nada de plaguicidas. “Me gustó (el curso) porque aprendí… Se lo recomendaría a otros agricultores”. A su vez, el agricultor Dante Mamani comentó que le pareció muy interesante la capacitación, “porque nos ha enseñado temas importantes como es la calibración y la dosificación de plaguicidas”. El agricultor Adán Vásquez agregó que el curso “nos aclara un montón de dudas y el manejo, a veces, errado de plaguicidas”.

Profesionalización

Marcelo Lazo destacó que todos los participantes cumplieron con el 100% de la capacitación. “Los agricultores que se certifiquen como aplicadores de fitosanitarios con reconocimiento SAG recibirán, por parte de Indap, el equipo de protección personal para la aplicación de fitosanitarios como una forma de incentivarlos a que continúen por este camino de profesionalización. Si quieren llegar a mercados más exigentes, tanto nacionales como de exportación, deben profesionalizarse y saber de qué se trata la aplicación de fitosanitarios. Esto protege su salud, la de sus familiares, animales y el medio ambiente”.

Por último, el ingeniero agrónomo agradeció y felicitó a los profesionales de Afipa, al relator del curso Miguel Barba por la pedagogía que demostró, la paciencia y la vocación al entregar los conocimientos, y a Roxane Flores, porque fue fundamental para que logística y administrativamente la coordinación e implementación del curso fuera un éxito.

Pin It