APLICACIÓN

PREVIO APLICACIÓN :

ETIQUETA:

· Antes de usar un producto fitosanitario leer detenidamente la ETIQUETA. Seguir correctamente las instrucciones que allí aparecen. Resolver todas sus dudas antes de usar el producto.
· Deben manipular y aplicar productos fitosanitarios sólo mayores de edad y personas debidamente capacitadas.
· Los aplicadores deben saber leer y escribir.

El Servicio Agrícola y Ganadero (S.A.G.) ha reglamentado las etiquetas, tanto en su diseño como en las informaciones que deben contener (D.L. 3557 de 1980, Título III, Párrafo 1º; 938 de 1986 y 412 de 1996, Resoluciones 2195,2196 de 2000).

La etiqueta es la principal fuente de información del usuario y reúne la información técnica, instrucciones de uso y recomendaciones fruto de años de investigación y desarrollo.

La reglamentación establece que:
Todo producto fitosanitario debe distribuirse en envases cerrados y con etiquetas indelebles. Las etiquetas deben estar escritas en español.

A. Area de Identificación del producto. En él se indica:
Nombre comercial, clase (insecticida, herbicida, etc.).
Uso, composición.
Número de autorización, número de lote o partida, fecha de vencimiento (mes y año).
Nombre y dirección del fabricante (o formulador) e importador.

 “LEA ATENTAMENTE LA ETIQUETA (Y EL FOLLETO ADJUNTO) ANTES DE USAR EL PRODUCTO”.

B. Area Recomendaciones de Uso: Breve descripción de las características y forma de acción del producto.
Instrucciones de uso.
Nombre común de las plagas, enfermedades o malezas, época de aplicación, número de aplicaciones y espaciamiento entre ellas.
Dosis, periodo de Carencia y de Reingreso.

C. Area de Precauciones y Advertencias.
Grupo químico, precauciones, equipos de protección personal EPP.
Síntomas de intoxicación, primeros auxilios, antídotos (cuando existan) y tratamiento médico de emergencia.
Advertencias sobre protección del medio ambiente y peligrosidad a organismos acuáticos y peces, aves y abejas.
 


Teléfonos de los Centros de Información Toxicológica y los teléfonos de emergencia del fabricante o importador.

E. Símbolos, Colores, Clasificación de Peligro y Pictogramas.
Debe presentar una banda de color, símbolo y clase de peligrosidad según la clasificación toxicológica de la OMS y los pictogramas.

- Según la Ley, los usuarios de productos fitosanitarios deben emplearlos de acuerdo a las normas señaladas en la  etiqueta.


PREPARACION DE LA MEZCLA:

· Utilizar dosis recomendadas en la etiqueta.
· Preparar sólo la cantidad de mezcla a utilizar.
· Utilizar los elementos de protección personal indicados en los pictogramas de la etiqueta

· Previo inicio aplicación producto en el campo,  INSTRUIR a los aplicadores sobre toxicidad productos fitosanitarios a usar y precauciones a tomar en cuenta para su uso seguro.

PROCESO DE APLICACION:

· Asegurarse que ninguna persona o animal doméstico ajenos a la faena estén cerca del lugar, ANTES, DURANTE o INMEDIATAMENTE DESPUÉS de la aplicación.

· Retirar de la zona de aplicación, comederos, bebederos o cualquier recipiente que pueda contener alimentos.

· No comer, no beber, ni fumar durante la preparación de mezclas.
 

· Verificar el correcto estado de funcionamiento y limpieza de todos los componentes del equipo de aplicación y su adecuada regulación.

· No usar utensilios domésticos para medir, mezclar o preparar soluciones.

· Avisar a los apicultores la fecha y producto a aplicar.

· Observar las condiciones atmosféricas, particularmente el viento que puede ser causa de deriva. No aplicar con vientos superiores a 6-8 km/hr. (cuando árboles agitan sus ramas). No aplique contra el viento.

· No aplicar contra el viento

· No aplicar productos fitosanitarios cuando se considera inminente lluvia.

· Aplicar de preferencia temprano en la mañana o al fin de la tarde. Evitar aplicaciones en las horas de temperaturas más altas.

· Utilizar los elementos de protección personal (ropa protectora) recomendado para el producto a usar. Verificar el buen estado previo a la aplicación.

· No comer, fumar, beber o mascar chicle durante la preparación de la mezcla ni la aplicación.

· Evitar la inhalación, el contacto directo con los productos o con la aspersión.

· Verificar la ausencia de fugas o pérdidas en el equipo de aplicación. En caso de taparse una boquilla durante la faena, no destaparla con la boca, clavos o alambres. Utilice para esta labor un cepillo de cerdas finas.

· Lávese las manos antes de realizar cualquier otra actividad.

· Si durante la aplicación se presentan síntomas anormales como por ej: dolor de cabeza, náuseas, mareos en el aplicador, detener inmediatamente la aplicación. Retirar al afectado del lugar de aplicación y procurar atención médica. Informarse del producto utilizado en el sector central de la etiqueta. Entregar esta información al médico.

· Nunca se deben dejar abandonados envases con productos fitosanitarios o equipos de aplicación. Estos deben ser llevados a un sitio seguro fuera del alcance de niños o personas ajenas, con el fin de su almacenamiento o destrucción.

POST-APLICACION:

· Respetar tiempo de reingreso al área tratada

· En el caso que queden remanentes en el tanque de aplicación, se deben diluir en el mismo tanque del equipo 10 veces en agua. Posteriormente eliminarlos en terrenos baldíos, bordes de camino, etc., lejos de cursos de agua.

· Realizar limpieza siempre al final de una jornada de aplicación o cuando se cambia de un tipo de producto a otro.

· Nunca guardar equipo con mezcla sobrante.

· Para la limpieza del equipo es importante que el operador utilice equipo de protección personal durante el proceso.
 

 Recomendaciones de lavado:

1. Llene el tanque con agua, adicione detergente.

2. Aplique mezcla de agua+detergente en terreno baldío, borde de camino, lejos de personas, construcciones, cultivos, animales y fuentes de agua. REPITA EL PROCESO AL MENOS 2 VECES MÁS.

3. Remueva filtros y boquillas, límpielos sumergiéndolos en recipiente con agua. Nunca los sople.

4. Limpie el exterior del equipo con trapo o esponja sólo para este propósito.
 

Higiene Personal, Lavado Elementos de Protección Personal :

1. Lavarse las manos y cara antes de comer, beber o fumar.
2. No comer, beber o fumar cuando se trabaja con productos fitosanitarios.
3. No tocarse la cara u otra zona del cuerpo con guantes o manos sucias.
4. Lavarse cuidadosamente con abundante agua y jabón inmediatamente después de finalizar el trabajo.
5. Lavar minuciosamente con abundante agua + detergente y aparte de toda la ropa de la casa el EPP. Esto debe realizarse necesariamente después de cada aplicación.

· Los envases de productos fitosanitarios nunca deben ser utilizados para contener agua para el consumo humano o de animales o para contener alimentos para personas o ganados. Los envases deben ser sometidos a la metodología del TRIPLE LAVADO DE ENVASES (Manejo de Envases)

Disponemos además de diverso material divulgativo para entregar en las charlas ( afiches, dípticos, trípticos, autoadhesivos,CDs ). Contamos también con un video educativo.

CALIBRACIÓN DE EQUIPOS DE APLICACIÓN DE PRODUCTOS FITOSANITARIOS

La correcta  selección del  plaguicida, su aplicación oportuna para el control efectivo de la plaga y la  correcta  cantidad de plaguicida a aplicar  son aspectos fundamentales para un Manejo Adecuado y Eficiente de ellos. 

La cantidad de plaguicida aplicado por unidad de área, se conoce como dosis de aplicación y se encuentra indicada en  su etiqueta. 

De este modo, los plaguicidas sólo pueden usarse para el control de las plagas enumeradas en ella y  sólo en las dosis especificadas. Si se usa una dosis de aplicación más alta, es posible que se dañe el cultivo, se genere presencia de residuos no deseables, exceso de deriva del producto o daño a plantas o animales no objetos de control. El uso de dosis menores  puede no ser efectivo para el problema a controlar. 

La aplicación a simple vista parece una operación muy fácil sin embargo se deben tener presente todos los factores  involucrados para optimizar los beneficios de los fitosanitarios y minimizar el posible deterioro que se puede causar al medio ambiente. Esta labor debe ser confiada por tanto a personas capacitadas en estos conocimientos.

La preparación para el tratamiento con plaguicida incluye  dos procedimientos para asegurar que el equipo de aplicación suministre la cantidad de plaguicida especificada en la etiqueta de un producto: 

1.- Calibración  del equipo de aplicación, de modo que cubra un área de manera uniforme y con la dosis de aplicación correcta. 

2.- Cálculo de la cantidad de plaguicida y de portador, normalmente agua, por añadir al tanque y cálculo de la cantidad de plaguicida necesaria para toda el área de tratamiento. 

El objetivo de la calibración es aplicar la cantidad correcta de mezcla por unidad de área en l/ha.  Esto depende de las siguientes variables: 

·         La concentración del producto en el agua que se mide en g/l ó ml/l.

·         La descarga de la boquilla o tasa de salida que se mide en l/min.

·         El ancho de descarga en metros, el cual depende del ángulo de aspersión de la boquilla y la altura a la cual se mantenga la boquilla por encima del cultivo.

·         La velocidad de desplazamiento del aplicador/tractor medida en Km/h ó en m/seg.

·         El área total a ser asperjada en m2 o hectáreas. 

El primer paso previo a  la aplicación de un plaguicida es  la selección del producto que se va aplicar y  determinar  la tasa de aplicación, que corresponde a la cantidad de plaguicida que se necesita  para cada tratamiento. 

Se debe seleccionar el volumen adecuado para el tratamiento a realizar. Las instrucciones de la etiqueta indican un volumen de aplicación específico. Cuando el volumen de aplicación no se especifica, se deben considerar factores tales como: 

·         La cobertura requerida (el pulverizado para empapar requiere un mayor volumen de aplicación que el usado para sólo mojar las superficies). La cobertura se puede chequear con papel hidrosensible,

·         El tipo de superficie a tratar (el follaje espeso o las superficies porosas pueden necesitar un mayor volumen de aplicación). 

·         Los tamaños de gota (un alto volumen de aplicación significa generalmente que pueden usarse pulverizados en línea recta) 

·         Requerimientos de mezclado (un alto volumen de aplicación puede necesitar grandes tanques o paradas frecuentes para mezclar soluciones de aspersión). 

Si no se especifican los volúmenes de aplicación, los herbicidas se aplican generalmente en 300 a 600 L de portador, normalmente agua, por hectárea. Los insecticidas y fungicidas se aplican, generalmente en 1000 L de portador/ha. Las aplicaciones aéreas pueden usar volúmenes más bajos de 25 a 200 L/ha. 

Los tres factores principales que determinan la tasa de aplicación son: 

·         Caudal de Salida del Equipo

·         Velocidad de Desplazamiento

·         Ancho de banda de Aplicación

Caudal de Salida del Equipo: 

Es la cantidad de Plaguicida descargada por unidad de tiempo. 

En equipos de aplicación para formulaciones líquidas, la salida depende del número de boquillas, del diámetro de salida de la boquilla y de la presión en la línea.

Velocidad de desplazamiento del equipo:

Esta se encuentra inversamente relacionada con la tasa de aplicación: a mayor velocidad menor tasa de aplicación. Una velocidad de aplicación recomendable se encuentra entre los 4 y 6 km/h. Si la velocidad de aplicación es muy rápida, se favorece la deriva y la sub-dosificación, si por el contrario la velocidad es muy baja los tiempos de aplicación pueden ser muy largos, favoreciéndose la sobre-dosificación.

Ancho de Banda de Aplicación: 

Corresponde al ancho sobre el cual se distribuyen las gotas de pulverizado o gránulos a medida que avanza la aplicación por el equipo.

 La calibración permite ajustar la salida del equipo  y debe ser realizada: 

·         Si se utilizará un equipo de aplicación nuevo

·         Cuando se utiliza un plaguicida diferente

·         Cuando se modifica la dilución de un plaguicida

·         A intervalos regulares para verificar si se ha modificado la tasa de salida del equipo.

 Previo a la operación de la maquinaria se debe verificar la ausencia de fugas o pérdidas que tenga la máquina en mangueras, uniones, sellos, llaves y boquillas.

 EQUIPOS DE APLICACION

 1.-De espalda: 

a)     Manuales: 

·         Pistón: Este tipo de bombas puede alcanzar altas presiones  (3 a 5 bares), lo que las hace adecuadas para la aplicación de fungicidas e insecticidas. 

·         Diafragma: Estas bombas operan a presiones entre 1 a 3 bares (15 a 44 psi) y son particularmente recomendables para la aplicación de herbicidas donde se requieren gotas grandes y mínima deriva, no obstante si tienen válvula de control de presión con presión variable, también pueden utilizarse para la aspersión de fungicidas e insecticidas. 

-        Lea la etiqueta para saber el volumen de mezcla a aplicar por hectárea. 

-        Mida el ancho de aspersión.  Si está aplicando con una barra, el ancho de aspersión será igual al número de boquillas por el esparcimiento  entre ellas. 

-        En el caso de aplicar con barra calcule el gasto de las boquillas.  Para esto bombee normalmente durante 1 minuto y en un recipiente graduado recoja el agua proveniente de cada boquilla.  Repita esta operación 2 veces más.  Si la diferencia en el gasto de las boquillas es de 5% o superior, cambie las boquillas.

-        Calcule cuántos metros lineales se deben aplicar para cubrir 25 m2.

-        Llene el tanque de la aspersora con agua limpia hasta una marca conocida.  Si no tiene, hágale una.

-        Aplique la distancia  requerida a una velocidad normal que pueda ser mantenida bajo condiciones  de campo (en terreno plano u ondulado, evitando obstáculos) durante el período normal de trabajo.

-        Mida cuanta agua se necesita para volver a llenar la aspersora hasta la marca.

-        Para obtener el volumen de aplicación por hectárea (10.000 m2), multiplique el volumen aplicado en los 25 m2 por 400.

-        Lea la etiqueta del producto para revisar que el volumen obtenido esté dentro del rango de volumen recomendado.  Si el volumen obtenido está 10%  por fuera del recomendado, entonces cambie la(s) boquilla(s) por una de mayor/menor gasto según sea el caso.  Si se cambia(n) la(s) boquilla(s) la calibración debe repetirse desde el principio.

-        Repita el proceso de calibración 2 veces más para asegurarse que el volumen   a aplicar por hectárea es el correcto.

b)     Motorizados:

·         Nebulizadora: Este tipo de equipos está diseñado para ser utilizado como aspersora portátil conductora de aire.  Esta aspersora tiene un ventilador axial o centrífugo accionado por un motor de dos tiempos que produce una corriente de aire a alta velocidad dentro de la cual la mezcla de agua con el producto fitosanitario es desintegrada. 

Previo a la calibración, es aconsejable operar la aspersora con la válvula que regula el suministro de combustible al motor completamente abierta y con una pequeña cantidad de líquido que se va a asperjar para revisar que tanto el sistema de la máquina como el de descarga del líquido funcionan correctamente.

Cuando todo el líquido haya sido evacuado, se cierra la válvula ON/OFF que controla la aspersión.  Una vez realizado este proceso, vierta agua limpia en el tanque y marque el nivel.  Luego, en un área del cultivo previamente medida, se realiza la aspersión en forma usual y con el motor funcionando a la máxima revolución.  Se mide la cantidad de líquido que se requiere para llenar nuevamente el tanque hasta el nivel marcado anteriormente.  Por regla de 3 se obtiene el volumen a aplicar por hectárea.

2.-Montados al tractor:

a)          Barra:

Este tipo de equipos se utiliza para aplicar herbicidas, fungicidas, insecticidas a cultivos bajos.  Presenta la ventaja del ahorro de tiempo en superficies grandes, pues la barra tiene una serie de boquillas colocadas a una distancia standard de 0,5 m. lo que da anchos que van de 8 a 18 m.   La presión de este tipo de equipo es regulable por lo que se puede utilizar para la aplicación de distintos tipos de productos. 

-        Seleccione la boquilla a utilizar según el tipo de producto a aplicar. 

-        Seleccione la presión de trabajo  en función de la calidad de pulverización que se desea obtener y del tipo de producto a aplicar. 

-        Mida el ancho de la barra multiplicando el número de boquillas por el espaciamiento entre ellas.

-        Lea la etiqueta del producto para saber el volumen de mezcla recomendado por hectárea.

-        Con el tractor encendido, ponga la marcha y la presión a la cual se va a trabajar y mida la descarga de las boquillas durante un minuto.  Utilice recipientes graduados.  Saque un promedio dividiendo el gasto total por el número de boquillas.  Si hay boquillas que difieren en un 5% o más de ese promedio cámbielas por unas de mayor/menor gasto según sea la situación. Repita el procedimiento dos veces más.

-        Mida la distancia  recorrida durante un minuto.  Asegúrese de poner una marca al inicio y otra al final.  Repita este procedimiento dos veces más y saque un promedio de las tres pasadas.

-        Para obtener la superficie aplicada, multiplique el ancho de trabajo por la distancia recorrida.  Como ya se tenía el gasto de las boquillas durante un minuto, por simple regla de 3 calcule cuál es el volumen de líquido/mezcla asperjado por hectárea.

b)     Pitón/Pistola: 

Este tipo de equipo se utiliza en árboles frutales (cultivos altos), pues su característica es que el chorro o  pulverización por ellos emitido puede alcanzar gran altura. También se utilizan en algunos cultivos bajo plástico. 

Trabajan a altas presiones, lo que los hace aptos para la aplicación de insecticidas/fungicidas. 

-        Determine el volumen a aplicar por hectárea según las instrucciones de la etiqueta.

-        Seleccione la presión y la velocidad a la cual se va a trabajar.

-        Con el tractor encendido a la presión y marcha en la cual se va a trabajar, calcule el gasto de las boquillas.  No debe existir una diferencia mayor a un 5% o 10% entre una boquilla y otra.  Si esta diferencia fuera mayor debe cambiarse la boquilla.

-        Llene el tanque y comience a aplicar durante 1 minuto.  La superficie asperjada estará dada por la distancia recorrida durante ese minuto multiplicada por el ancho entre hileras.

-        Después por simple regla de 3 se calcula el volumen aplicado por hectárea.

c)      Nebulizador, atomizador y turbos

Todos estos corresponden a un mismo tipo de equipo, que básicamente tiene un  elemento para formar gotas y otro que produce aire que llevará las gotas a su objetivo. 

Son equipos de alto volumen y que trabajan a altas presiones.  Son ideales para árboles frutales (cultivos altos) donde se requiere un buen mojamiento y para la aplicación de insecticidas/fungicidas por el tamaño pequeño de las gotas.  Presentan la ventaja del ahorro de tiempo y personal sobre el pitón o pistola. 

El primer ajuste que se debe realizar en el huerto es determinar el área de la planta a cubrir con el nebulizador.  Se recomienda cerrar la boquilla más alta de cada lado, así como las dos últimas, con la finalidad de concentrar la proyección del líquido sobre el follaje y la parte superior del tronco.  Luego se llena el tanque con agua y se hace funcionar a una velocidad baja sobre una superficie conocida (1-2 hileras de 100 m. de largo), aprovechando de ver si el cono proyectado por cada boquilla no se traslapa demasiado con el vecino.  El gasto se mide por diferencia entre el nivel inicial de agua y los litros necesarios para volver a llenar el tanque hasta el nivel marcado y se calcula a hectáreas. 

La descarga de la máquina puede ser modificada si se cambian las boquillas por unas de mayor/menor gasto.  El disco/difusor puede cambiarse  para dar menor gasto en la primera y última boquilla de cada lado, y así concentrar el caudal en el sector de mayor follaje.

3.-Aéreos: 

a)      Avión: 

Este tipo de equipo se utiliza para campos cultivados de grandes extensiones, y donde ya no se puede entrar a aplicar con un equipo convencional. Son aplicaciones de 3 a 10 metros de altura. Presenta la ventaja del gran ahorro de tiempo, pero también presenta la desventaja que su arriendo es bastante caro y además que puede existir deriva de producto fitosanitario a lugares no deseados.  Los volúmenes de mezcla que utilizan actualmente son bajos, llegando a los 20 a 40 L/ha.

-        Para la calibración se debe seleccionar la boquilla adecuada, medir la cantidad de agua botada en 1 minuto. Para observar el ancho de banda, cobertura, y espectro de gota  hacer prueba con colorante sobre papel o cartón de 2,5 m. de longitud. 

-        El tamaño de gota se puede aumentar orientando las boquillas hacia atrás, disminuyendo la presión y/o cambiando las boquillas. Para disminuir el tamaño de gota se debe orientar las boquillas hacia abajo o ligeramente hacia delante, aumentar la presión y/o cambiar  boquillas.

b) Helicóptero: 

Los helicópteros en general se utilizan en plantaciones forestales donde los equipos convencionales, o incluso los mismos aviones no pueden entrar por lo escarpado de los terrenos.  Utilizan  un bajo volumen de mezcla por hectárea, llegando a los 6 a 12 L/ha.  Estos volúmenes generan gotas muy pequeñas (se produce una especie de neblina), por lo que se utilizan en general para la aplicación de insecticidas.